La Mamoplastia de Reduccion Para Hombres

la-mamoplastia-de-reduccionLa mamoplastia de reducción, no es un tema que sólo preocupe a las mujeres sino que también es algo que inquieta a muchos hombres.

Los hombres con senos masculinos buscan la forma de solucionar su problema, y en ocasiones una de sus opciones es la cirugía plástica, proceso quirúrgico que consiste en reducir la grasa, tejido glandular y piel de la mama para cambiar el volumen y posición de los senos masculinos, creando unos pechos más pequeños y firmes. 

La Mamoplastia de Reducción

Además, es un proceso que puede ayudar a reducir el tamaño de la areola.

Reducción de senos antes y después

En el proceso de mamoplastia de reducción, se hace una incisión alrededor del pezón y otra en el pliegue debajo del seno, se elimina el exceso de tejido y piel, se reposiciona el pezón, y después se da la nueva forma a la mama. Además, si existen excesos de grasa se eliminan por medio de la liposucción. 

Este procedimiento es ambulatorio, o de un día de internación, se utiliza anestesia local y sedación o general. Tiene una duración de 2 a 3 horas y un tiempo de recuperación que va de una a tres semanas.

¿Cuál es el mejor candidato a la mamoplastia de reducción de senos? Un hombre mayor de 20 años, con una piel elástica, con un peso normal y fácil de moldear que cuente con una buena salud.

No es una operación indicada para personas con sobrepeso u obesidad, para ello es mejor una dieta para la ginecomastia y ejercicio.

Mamoplastia de reducción recuperación

¿Por qué no recurrir a la mamoplastia de reducción de senos? Porque si es algo temporal simplemente hay que esperar, si es algo a lo que hay otro remedio es mejor utilizar cualquiera de los otros tratamientos para la ginecomastia. 

Además, todas las cirugías conllevan sus riesgos, más grandes y más pequeños, y sus cicatrices, por muy pequeñas que sean o por mucho que se puedan ocultar. Por tanto, valora otras posibilidades además de la mamoplastia de reducción a la hora de tratar tu problema de ginecomastia.

Pero no solo eso, sino también, quiero invitarte a que explores un poco más y leas el libro “Adios Ginecomastia” para que conozcas muchas otras causas que te pueden estar generando este molesto a incomodo problema.